APLP música

Los Autómatas están en casa: El libro de los Autómatas Inteligentes

6:52 p. m. Ácracia pour les porcs






Hace un par de meses leí una entrevista que le habían hecho a Los Autómatas Inteligentes, a la cual respondía el indecoroso provocador líder de la banda Rafael Valera (Voz y guitarra) proveniente de la Casa de Música Entorno Domestico un sello nacional independiente. En la entrevista les preguntaban acerca de la aceptación de la banda en Maracaibo, la región del país donde germinó el proyecto Autómata y donde yace alucinada su oscura identidad, a esto replico lo siguiente “Definitivamente no nos va bien aquí. No cabemos. Somos siempre la última opción. Y eso, artísticamente, es nuestra salvación”. Estas palabras y la presentación en mayo en Lienzos, donde tocaron en orden y en su totalidad El libro de  los Autómatas Inteligentes, probablemente hayan sido el artificio ultimo que volcó mi total atención hacia Los Autómatas Inteligentes. Aunque confieso que la real captura como seguidora se inicio en el 2010 con su primer EP 666.

No es misterio para nadie que haya escuchado con anterioridad a Los Autómatas Inteligentes su continuo aquelarre, que emerge de las melodías de intenciones sinuosas, atmósferas hipnóticas plagadas de una inestabilidad plomiza y volátil, coros infernales que te desarman, guitarras filosas que como vidrio granizo se crispa como algunos aullidos de gatos, y la obvia pulsión tirante de las letras que te invitan hedonistas a dejarte hundir dentro de la vorágine de un caos nocturno que se avecina. Una celebración próxima que es a veces bailable e inquietantemente encantadora.

Los Autómatas Inteligentes están conformados por Rafael Valera (voz y guitarra), Roberto Jiménez (guitarra), Ciro Moreno (bajo) y Heberto Añez (bateria) Su estilo es algo que ellos denominan “Mugre Rock” una mezcla de estupor e ira con un sonido Lo-fi queriendo parecer modestamente descuidados. El EP temático Jason Moss (2012) compuesto por tres tracks y el Maxi Single Quiero Revivir (2012) que archiva dentro de el los Lado Macho Cabrio, Blujeiwei, bien acompañados del -Panzer Remix- de Quiero Revivir que se impone magnético quebrando con lo que va en consonancia y en dirección opuesta a la empalagosa escena electrónica musical parsimoniosa.

Atraviesa el 2013, se conjuran las aguas del tiempo y entre arrebatos abren al fin el capitulo de El Libro de los Autómatas Inteligentes compuesto por 8 tracks que “Son la primera gran colección de canciones que Los Autómatas quisieron armar como LP temático. Hemos trabajado en este disco aproximadamente 3 años. La grabación tomo 2 años, mezcla, mastering y todo lo demás. Es quizás el sonido de Los Autómatas mas Hi-fi que se ha podido lograr hasta ahora. Es importante mencionar que todos los tracks de este nuevo disco los hemos tocado en vivo desde que la banda existe”. anuncia Rafael Valera, señalando la gran influencia que tiene para el como escritor y para Heberto Añez como productor en El Libro de los Autómatas Inteligentes el disco -Ocean Rain- de Echo and the Bunnymen. Y de allí mismo se abre y fluctúan una corriente de influencias que los remiten inequívocamente a dos décadas: los 60's y los 90's, como una quimera. “Sobretodo esas dos épocas me representan a mi como escritor. Los noventas porque fue donde se desarrollo mi consciencia musical. Esa misma época, simboliza para mi la llegada de la nueva música: Yo la tengo, Spaceman 3, Joy Division, Spiritualized, Velvet Underground. Esta es una época de virginidad mental en la que siempre me trato de ubicar para que nada salga escrito de forma preparada, viciada, o limitada, que es la forma en la que casi todo el mundo escribe ahora”. Barajando ágilmente las influencia musicales de Los Autómatas que son bien diversas. Empieza diciendo “The Beatles es una religión” continua nombrando a Los Rolling Stones, Hendrix, The Doors, Syd Barrett, Mother of Invencion, Black Sabbath; pasando por el Rhythm and Blues, The Ronnettes, Sam Cooke, Curtis Mayfield, Lowell Fulson; viaja unas décadas y reanuda con Alice in Chains, Nirvana, Dermis Tatu, Blur, Nine Inch Nails, Marilyn Manson. Siempre advirtiendo que alguna se olvidara en el camino a nombrarlas y que siempre estarán influenciados en muchas direcciones.

Gran parte del imaginario y casi toda la iconografía diabólica que inspira a Los Autómatas visualmente proviene básicamente de la edad media. Y esta está generalmente orientada al Apocalipsis, por el miedo instigado al pecado por las terribles desventuras que acarrearían consigo el día del juicio final. Ya lo habría descrito Dante. La edad media, una era donde confabula mayúsculamente en su oscurantismo temas como la plaga y la inquisición. “Quizás la época mas básica y oscura de la humanidad. Imagino que la desinformación habrá sido enorme. Una época súper oscura en general, que yo firmemente creo que nos estamos acercando de nuevo a ella. La globalización y el Internet es parte de eso y va a provocar una edad media invertida. No creo que prevalezca la evolución y el raciocinio. Casi todo el arte de Los Autómatas gira también por esos conceptos. La aceptación, y celebración de un oscurantismo próximo”. Existe una historia ilustrada de la edad media donde se habla de tres caballeros que se consiguen transitando en el bosque tres esqueletos que parecen ser el espejo del futuro irrefrenable que nos espera a todos, la leyenda reza «¡Nosotros éramos como sois vosotros ahora, vosotros seréis como nosotros ahora!». ¿Será todo una desmesurada coincidencia?.

Entonces ¿Que vendría representando el Diablo para Los Autómatas? ¿No era el Diablo quien hacia pactos en la encrucijada con los músicos cambiando su alma por adquirir virtudes? Los años sesentas fueron una década obviamente azotada por esta idea sobre las leyendas del Rock&roll aupada por el Rhythm and Blues y el jazz; sectas satánicas y thelemitas; variados crímenes violentos que atraían o culpaban irremediablemente a esta representación del caos: El macho cabrio. Luego en los noventas Anton LaVey todavía conservaba su Iglesia de Satán en el 6114 L.A. California. La víspera del nuevo milenio volvió la oleada de alerta cuando contaban del renovado auge de las sectas satánicas y de cómo captaban nuevos seguidores. “La iconografía Autómata siempre se ha orientado al tema diabólico. No tiene nada que ver con la forma en que pensamos o creemos, sino es algo de lo que nadie habla, un tema que nadie trata y un tema que ha estado en el Rock and roll desde su origen. Parte del repertorio Autómata toca temas que versan sobre la soledad, la inoperancia, el aislamiento, la adicción, el caos… sentía que hablar del Diablo era mi deber. ¿De que mas iba a hablar? Si el diablo es la metáfora perfecta para todo eso. Es el chivo expiatorio que puede tener algo de divertido, sensual y entrañable dentro de todas esas dimensiones oscuras que se tratan. Eso es realmente la temática Autómata. El diablo vendría siendo el elemento de caos que nos hace a los humanos ser un poco mas creativos. Es el caos necesario, y el futuro negro que nos encierra; y es precisamente ese destino el que nos empuja a divertirnos y a dejar los limites…” la celebración de los placeres mas hondos y oscuros, y la transformación del Diablo como un elemento benigno y catártico, dionisíaco. 



EL LIBRO DE LOS AUTÓMATAS INTELIGENTES




El Libro de los Autómatas es una propuesta opulenta y transgresora que es verdaderamente necesaria. Dotada con un sonido bien particular, uno que arrastra detalles que evocan y engranan ruidos olvidados/usados a propósito. Los Autómatas y su libro son importantes en estos tiempos donde la mayoría está a merced del régimen dictado por la velocidad: desde el copy&paste, la falta de creatividad por las excesivas distracciones banales que se “conectan” con la jauría decapitadora, o la maquinaria insensible del marketing, que esta generalmente embarrada por el lodo de los promotores y dueños de locales en la industria musical. Lamentablemente las propuestas musicales parecen ser diseñadas para ser consumidas en masas como grandes nuggets. Justamente esa resta en la ecuación de originalidad/personalidad es la que siempre falla con las bandas emergentes en la escena actual. Especializadas en emular los sonidos ya escuchados para ser digeridos suaves e inadvertidos, ser agradables, hijos del kleenex, ser frescos y lozanos para el publico. Rafael Valera responde ante la situación “No siento que hay actualmente un motor para lograr un sonido propio”. Parece un sendero sin aventuras, muy aburrido y sin paladar siniestro alguno.

Negro Plan es el primer track del disco incurre en la desbordante imprudencia de invitarte a acompañarlos a ser parte de su gran proyecto, de viajar juntos a ver a Satán, el gran cometido. En si contiene el poder hipnótico de los coros, te obliga a entregarte a las guitarras disonantes y a su hedonismo opiáceo. 
Negro Plan fue el track premiado con el video que dirigió Rafael Valera (también realizador audiovisual) cuenta que alude a un abuelo pasando sus poderes y su secta a su heredero quien es su nieto.

Eso no vuelve es una pieza elemental en esta producción. Es el track que se hace un camaleón en sus presentaciones en vivo por la rítmica truculenta es un reto tocarla. Elegante. Nunca es la misma, obedece en la letra a las olas que se rompen… “Algo viene, algo nuevo viene... se va, se va...

Rabieta nace del malestar. De una rabieta al cuerpo, es la canción mas rabiosa de El Libro de los Autómatas. Viene con cara de perro a mostrar los colmillos. Pasa del berrinche y los gritos discordantes a una atmósfera que te dopa y hace flashbacks sonoros que remiten inevitables a los 90's, terminando con el desdén final de las guitarras.

Lo próximo en la agenda Autómata es el lanzamiento del remix del video original (dirigido por Heberto Añez) de Quiero Revivir [Panzer Remix] corrupto por Velvia que es un colectivo/agente visual, vinculado al Arte de los Nuevos Medios [New Media Art/The New Aesthetic/Glitch Art]



VUƎLTA DƎ TUEЯƆA
Todo termina donde recién comenzó. “Producción ante todo, ese siempre ha sido mi credo” dice Rafael Valera y concluye “Mi lugar esta aquí. El lugar de Los Autómatas esta aquí. Así que los que nos quieran aprovéchennos. La escena puede quedar sin provocación, alucinaciones y diversión”.



Podría interesarte

0 comentarios

Ácratas

Edición:
David Parra.
Redacción, diseño y diagramación:
Maily Sequera.
Autores y colaboradores:
David Parra, Maily Sequera, Flora Francola, José Eduardo González, Carlos Quevedo, Daniela Nazareth, Jeanfreddy Gutiérrez y Edu Salas.

http://acracia.com.ve, 2017.

Contacto