Blogs Génesis Sánchez

Un tilín de Génesis Sánchez

4:39 p. m. Maily Sequera





“Es verdad, los poetas nos saben a todo;
son como la vida misma: arrogan y mueren”
- Génesis Sánchez.

Todos los blogs tienen un autor, claro, pero hay pocos blogs de autores. Escasean los que nos dan una vista interesante de qué y a quién estamos leyendo. Es casi suerte, si alguno nos sube el techo, sobre las lecturas que podemos encontrar online. Creo que el veneno y el antídoto están en el mismo estante: en un blog se puede hacer todo. El blog de un escritor ha sido abierto para postear lo que éste escribe y siempre hay un guiño al diario, al contar quién-se-es, eso, movido por la necesidad de convencer - a uno mismo, a veces - y ganar confianza. Triunfando sobre eso, pocos.

Curiosamente, el primer post de los mejores blogs, siempre revela que el autor no sabe cómo ha llegado allí. Aún cuando se haya planteado el proyecto de tener un blog, el autor se ha mudado a un barrio que no conoce. No sabe cómo funciona y está aprendiendo las rutas del transporte público, dónde está el supermercado, quiénes son los vecinos. Génesis, como introducción, tiene la foto de un gato caricaturizado y eso es algo que no nos toca entender a nosotros. Hay que ponerse cómodos para escribir. Si cualquiera nos suelta en la puerta:

"Porque soy masoquista, más sensible, y más llorona que tú cuando intentas ser homosexual y no te queda. Que no te queda, he dicho."

Vamos a entretenernos pero dudaremos de su seriedad y -mosca- de su sinceridad.

Un tilín de ocio es un juego, serio, como un rompecabezas de dos mil piezas. Carece de estrategias planeadas y, aún así, esa cronología a las que nos condena el servidor, revela en qué nivel del juego estamos, cómo (nos) vamos resolviendo. Génesis Sánchez, con 17 años -y esto, con ella, me ha parecido destacable, aunque lo de la edad sea un dato estadístico -, decidió abrir un blog y escribir para entender qué pasaba, no solo con ella - ir hacia ese extremo sería de más injusto - sino con la vida, a través de ella. Qué pasaba con la palabra, si era ella quien ponía las normas. Qué pasaba con nosotros, si nos decía la verdad o nos mentía. Y también, hay colores, negritas, cursivas, alineaciones, bien jugadas. Nos estamos colocando, quizás, frente al cuaderno de un liceista, que lo raya y adorna y dibuja y le escribe en colores. La diferencia es que Génesis no está anarquizando los apuntes de una clase de matemáticas. Esta vez, es una cuestión de ritmo y concepción artística.

Caemos entonces, en un trampolín, una discusión que, para mí, es breve: ¿Hace, Génesis Sánchez, poesía? No, no hace poesía, pero lo que hace con la palabra: con lo que ella quiere decirnos y cómo nos hace lectores más independiente, es genial. Lo de Génesis o, su alterego, Mariana - “y ésa es Mariana; la ambigüedad hecha pestaña. El desandar hecho pálpito. La verdad hecha patraña y la mujer hecha demonio...”- es un acercamiento a la prosa y un discreto coqueteo con la narrativa. Claro, pueden salir a dar pelea poética algunos escritos: Onomatoritmo, Abril, Cuando nos duela, publicados el pasado mes de marzo. Significativamente, estos son momento interesantes de su trabajo y experimentación. La anterior, es una opinión que sostengo y que, en parte, comparto con otros jóvenes autores. Rubén Carrero y Víctor Manuel Pinto, quienes dijeron, alguna vez, en una conversación de recital, que se debía leer a Génesis porque es una curiosidad. Creo yo también, es una exquisitez quien te puede decir:


"Puta cursi, enamoradiza y vil. Puta que te persignas antes de colocar vuestra lengua en húmedos genitales. Puta que desgracias cada pepa de un rosario, que rezas sin cansancio. Que amas sin dormir. Que buscas y no encuentras. Que escondes tu pureza, buena mujer (...)"

Porque pensarás, inevitablemente: Vale, está bien. A los 17-18 años, yo no podía decir esto.

Pero, llegado y tocado lo altisonante, quedemos más o menos de acuerdo en varios puntos:
a) Las chicas, ahora, son unas especies de lolitas y casi robots emocionales.
b) Quienes no lo son, también quieren jugar a serlo.
c) De quienes juegan, pocas saben contarlo, menos escribirlo.
d) Génesis no es ni lolita ni robot ni esta jugando a nada más que a llevar un blog.
e) Un tilín de ocio es un blog de autor, un espacio literario, no un diario.
f) @Genocio se toma en serio sólo lo justo: un tilín.
g) Quiénes insistimos en escudriñar este blog, somos nosotros,
h) -porque- creemos que vale la pena,
i) -pero- estamos ya viejos para entender adolescentes
j) -aunque- todos los adolescentes son la misma gente.

Escribe en Y es que me trae maR; sí, con R: “Yo no estoy sola, sólo no hablamos demasiado”; y yo demuestro lo que puntualizo.

Un tilín de ocio está online desde junio de 2010 pero hasta ahorita, se acaba de encender. Es mi recomendación más inmediata. “La poesía muere cada vez que se aproxima un punto final en este escrito”.

Tiene razón, Génesis; quién sabe luego.


Podría interesarte

2 comentarios

  1. Realmente vale la pena leerla, cada palabra plasmada te llega hasta lo más profundo. Es algo que lees y después de leerlo no dejas de pensar en ello. -O al menos eso es lo que me sucede a mí cada vez que leo el blog de Génesis-

    Mis saludos y cariños para ustedes!
    xxxx

    ResponderEliminar
  2. En varias ocasiones lo he comentado, lucidez, es la palabra con que mejor defino a Génesis, una orientada perspicacia ciega. Brindemos por su voz, SALUD!

    ResponderEliminar

Ácratas

Edición:
David Parra.
Redacción, diseño y diagramación:
Maily Sequera.
Autores y colaboradores:
David Parra, Maily Sequera, Flora Francola, José Eduardo González, Carlos Quevedo, Daniela Nazareth, Jeanfreddy Gutiérrez y Edu Salas.

http://acracia.com.ve, 2017.

Contacto